Piel más sana, más joven

Photo by Anthony Tran on Unsplash 

Simplifica y selecciona tu rutina de belleza:
¿Cuantos botes tienes en casa de potingues? ¿y cuantos de ellos usas en realidad? ¿sabes para que sirven todos y cada uno de ellos? Pues me atrevo a decir, que muy probablemente, no sepas para que sirven todos y tampoco utilices cada uno de ellos.
Sabiendo esto, te pido que hagas un Marie Kondo de productos de belleza. Sí, como lo oyes. Tira todo aquello que este caducado (el producto te marca los meses que dura una vez abierto). Regala incluso, lo que no vayas a usar.
Una vez hecha esta limpieza, analiza los productos que quieras quedarte y lee detenidamente los componentes de tus productos de belleza.
¿que opinas sobre estos productos? ¿Sabes lo que son? ¿creías que porque ponia en el etiquetado Natural, no iba a llevar componentes sintéticos? Lo siento, pero igual que os pido encarecidamnete que leais las etiquetas de los productos alimenticios, debeis hacer los mismo con los de belleza. Intenta evitar todos aquellos que lleven: polietileno, methyparaben, parafina liquida, derivados del petroleo, acetato de plomo......
Quizás alguién se pregunte porque defiendo que no useis este tipo de productos y la respuesta es bien sencilla:
1. Pueden interferir en el equilibrio hormonal.
2. Puede haber relación entre algunos de estos componentes y ciertas enfermedades. Os dejo aquí un estudio que habla de ello.
Yo ahora uso la regla menos es más, y solo utilizo:
-A DIARIO: un jabon de castilla para limpiar el rostro más un aceite personalizado como hidratante. Os he de confesar que el aceite ha cambiado mi vida. Me deja la piel super hidratada y nada grasienta.
-SEMANALMENTE: exfoliante y mascarilla.
Tengo pendiente probar este Dead Sea Mist, un agua de mar que aporta una gran cantidad de mineralesa tu piel

Pásate a una alimentación real: 
La piel necesita de ciertas sustancias para lucir bien y sana. Tan importante es la alimentación para tu piel como los productos que utilizas. La piel necesita alimentos vivos de los que nutrirse y siento decirte que una pizza, no alimenta nuestra piel y el azúcar tampoco.
Muchos alimentos de los que abusamos provocan inflamación y esta inflamación, también se puede ver en nuestra piel: rojeces, granitos, etc.
Una alimentación real, con comida de verdad, cargada de vitaminas,  minerales y antioxidantes convertirá tu piel en una piel nueva y radiante.
Resumiendolo mucho:
-aumenta la ingesta de alimentos de verdad, como los cereales integrales y las frutas y verduras organicas. Añade a tu día a día, mucha hoja verde y mucho color.
-reduce al maximos los alimentos procesados y el azúcar.
-aporta a tu dieta grasas buenas: pescados azules, nueces, semillas de lino, aguacates...
Hay alimentos con un gran poder antioxidante, como pueden ser los arándanos, el açaí y el jenjibre, entre muchos otros.

Os dejo aquí mi super receta antioxidante para la piel!!

Protección contra las agresiones:
A pesar de que he notado una gran mejoria en piel con los cambios realizados en mi dieta, he de decir que el sol ha hecho y sigue haciendo, estragos en ella. Me han aparecido ciertas manchas, en diversas zonas del rostro, que seran dificiles de disimular-eliminar.
Vivo en un ciudad con una alta contaminación y donde la mayoria del año brilla el sol. Estos dos factores producen envejecimiento en mi piel y debo de tenerlos en cuenta a la hora de cuidarla.
Con respecto al sol, poco que decir que no se haya dicho con anterioridad: evitar la exposición prolongada y protección solar siempre, siempre, incluso en invierno, renovandola durante el dia.
Y aunque el sol tiene su cosas malas, también es cierto que el sol es necesario para sintetizar la vitamina D, pero para ello, con unos 20 min de sol al dia a primera hora de la mañana, será suficiente.

Suplementos, una ayuda extra
Existen un sinfin de suplementos que pueden darnos un plus para cuidar nuestra piel. En mi caso, y no solo por la piel, tomo suplementos de magnesio y colageno (proteína presente en la piel) para mejorar su elasticidad. Con el paso del tiempo dejamos de producir esta valiosa proteína y hace que nuestra piel, sobretodo la del rostro, deje de parecer joven.
Los estudios también demuestran que es el colageno hidrolizado el que da buenos resultados en ciertas patologias relacionadas con los huesos.

Para aquellos/as que no que sois amigos de la suplementación, y como la ingesta de colageno a través de la dieta resulta algo dificil, os sugiero hacer caldo de huesos, sí huesos, que es una buena manera de aportar colageno a nuestro organismo. Os dejo una receta que me sirve de guia cuando lo hago en casa caldo de huesos .

Por cierto, la vitamina C mejora la absorción del colageno y es un potente antioxidante, así que ésta puede ser una buena opción como suplemento.



12.11.17

Piel más sana, más joven

Photo by Anthony Tran on Unsplash 

Simplifica y selecciona tu rutina de belleza:
¿Cuantos botes tienes en casa de potingues? ¿y cuantos de ellos usas en realidad? ¿sabes para que sirven todos y cada uno de ellos? Pues me atrevo a decir, que muy probablemente, no sepas para que sirven todos y tampoco utilices cada uno de ellos.
Sabiendo esto, te pido que hagas un Marie Kondo de productos de belleza. Sí, como lo oyes. Tira todo aquello que este caducado (el producto te marca los meses que dura una vez abierto). Regala incluso, lo que no vayas a usar.
Una vez hecha esta limpieza, analiza los productos que quieras quedarte y lee detenidamente los componentes de tus productos de belleza.
¿que opinas sobre estos productos? ¿Sabes lo que son? ¿creías que porque ponia en el etiquetado Natural, no iba a llevar componentes sintéticos? Lo siento, pero igual que os pido encarecidamnete que leais las etiquetas de los productos alimenticios, debeis hacer los mismo con los de belleza. Intenta evitar todos aquellos que lleven: polietileno, methyparaben, parafina liquida, derivados del petroleo, acetato de plomo......
Quizás alguién se pregunte porque defiendo que no useis este tipo de productos y la respuesta es bien sencilla:
1. Pueden interferir en el equilibrio hormonal.
2. Puede haber relación entre algunos de estos componentes y ciertas enfermedades. Os dejo aquí un estudio que habla de ello.
Yo ahora uso la regla menos es más, y solo utilizo:
-A DIARIO: un jabon de castilla para limpiar el rostro más un aceite personalizado como hidratante. Os he de confesar que el aceite ha cambiado mi vida. Me deja la piel super hidratada y nada grasienta.
-SEMANALMENTE: exfoliante y mascarilla.
Tengo pendiente probar este Dead Sea Mist, un agua de mar que aporta una gran cantidad de mineralesa tu piel

Pásate a una alimentación real: 
La piel necesita de ciertas sustancias para lucir bien y sana. Tan importante es la alimentación para tu piel como los productos que utilizas. La piel necesita alimentos vivos de los que nutrirse y siento decirte que una pizza, no alimenta nuestra piel y el azúcar tampoco.
Muchos alimentos de los que abusamos provocan inflamación y esta inflamación, también se puede ver en nuestra piel: rojeces, granitos, etc.
Una alimentación real, con comida de verdad, cargada de vitaminas,  minerales y antioxidantes convertirá tu piel en una piel nueva y radiante.
Resumiendolo mucho:
-aumenta la ingesta de alimentos de verdad, como los cereales integrales y las frutas y verduras organicas. Añade a tu día a día, mucha hoja verde y mucho color.
-reduce al maximos los alimentos procesados y el azúcar.
-aporta a tu dieta grasas buenas: pescados azules, nueces, semillas de lino, aguacates...
Hay alimentos con un gran poder antioxidante, como pueden ser los arándanos, el açaí y el jenjibre, entre muchos otros.

Os dejo aquí mi super receta antioxidante para la piel!!

Protección contra las agresiones:
A pesar de que he notado una gran mejoria en piel con los cambios realizados en mi dieta, he de decir que el sol ha hecho y sigue haciendo, estragos en ella. Me han aparecido ciertas manchas, en diversas zonas del rostro, que seran dificiles de disimular-eliminar.
Vivo en un ciudad con una alta contaminación y donde la mayoria del año brilla el sol. Estos dos factores producen envejecimiento en mi piel y debo de tenerlos en cuenta a la hora de cuidarla.
Con respecto al sol, poco que decir que no se haya dicho con anterioridad: evitar la exposición prolongada y protección solar siempre, siempre, incluso en invierno, renovandola durante el dia.
Y aunque el sol tiene su cosas malas, también es cierto que el sol es necesario para sintetizar la vitamina D, pero para ello, con unos 20 min de sol al dia a primera hora de la mañana, será suficiente.

Suplementos, una ayuda extra
Existen un sinfin de suplementos que pueden darnos un plus para cuidar nuestra piel. En mi caso, y no solo por la piel, tomo suplementos de magnesio y colageno (proteína presente en la piel) para mejorar su elasticidad. Con el paso del tiempo dejamos de producir esta valiosa proteína y hace que nuestra piel, sobretodo la del rostro, deje de parecer joven.
Los estudios también demuestran que es el colageno hidrolizado el que da buenos resultados en ciertas patologias relacionadas con los huesos.

Para aquellos/as que no que sois amigos de la suplementación, y como la ingesta de colageno a través de la dieta resulta algo dificil, os sugiero hacer caldo de huesos, sí huesos, que es una buena manera de aportar colageno a nuestro organismo. Os dejo una receta que me sirve de guia cuando lo hago en casa caldo de huesos .

Por cierto, la vitamina C mejora la absorción del colageno y es un potente antioxidante, así que ésta puede ser una buena opción como suplemento.