Sobre crecer de corazón


Una no sabe porque de un día para otro, lo que le estaba sirviendo hasta ahora, deja de hacerlo sin más. Aquellas cosas que parecían indispensables para ti, dejan de serlo y dejan un lugar para que otras nuevas ocupen su espacio. 

Creo, de verdad de la buena,  que las personas deberíamos estar siempre "en construcción" e irnos ajustando a los diferentes momentos que vivimos, incorporar nuevos aprendizajes y estar en constante intercambio con el medio que no rodea.

Para poder crecer, primero hay que observar de que estamos hechos. 

Por suerte, la mayoría de las personas crecemos y crecemos de corazón. A lo ancho y a lo alto para poder así superar obstáculos, vencer nuestros propios miedos y ser dueños y creadores de la vida que queremos vivir.

Aquellas cosas que en un pasado nos dolieron a morir, cuando uno crece, pasan a ser recuerdos casi anecdóticos de nuestro pasado. Podemos recordar tiempos pasados casi casi con una sonrisa. También podemos reconocer nuestros errores o por lo menos barajar otras maneras de hacer, que en su día ni si quieran se nos ocurrían. Cuando un crece, necesitan un lugar simbólico para hacerlo y creo que ese lugar esta dentro de nosotros, y no dentro de los demás.

Alguien me dijo una vez que yo misma era mi peor enemiga ya que siempre me encontraba en un lucha interna para ser mejor persona. Quizás antes sí que estaba inmersa en una batalla pero ahora puedo decir que ya no hay lucha y solo hay disfrute por seguir buscando la versión mejor de mi misma. 


Alimentos depurativos



¿Sabías que hay alimentos que nos ayudan a depurar toxinas?
Aprovechando que ha empezado la primavera, y que es en este cambio de estación, cuando se recomienda tener especial atención a la salud del hígado y de la vesícula biliar.
Durante nuestra vida, si no prestamos mucha atención a lo que comemos, nos vamos cargando de sustancias que se acumulan en nuestro cuerpo y que pueden desencadenar desequilibrios y malestar sino son expulsadas. El cuerpo tiene sus propios mecanismos para depurarse pero podemos darle un soporte de vez en cuando, sobretodo cuando notamos que nuestra alimentación y estilo de vida, no ha sido el más adecuado.
Un exceso de proteína animal y la ingesta continuada que hacemos de azúcar, por ejemplo, daña a nuestro cuerpo de diversas formas. Ojo! No sólo de  se intoxica el cuerpo ya que incluso las emociones y las relaciones pueden llegar a ser muy tóxicas para nuestro organismo.
Lo ideal seria que llevaramos una dieta lo más limpia posible pero hasta yo, en ocasiones cometo excesos, sobretodo, cuando viajo.

Si ahora que ha entrado la primavera te apetece ponerte las pilar y hacer un pequeño reset-limpieza de dos dias, deberás tener en cuenta estas cosas:
-Elimina de tu dieta todo lo que intoxique: alcohol, azúcar, alimentos procesados, harinas refinadas, carnes, frituras, lácteos y huevos. Sí, el café también. 
-Aumenta todo lo posible los productos de origen vegetal (mejor si son ecológicos).
-Descansa: duerme todo lo que puedas y huye de ambientes tóxicos y del estrés.
-Tomate en ayunas una cucharadita de aceite de oliva virgen extra y acto seguido otra cucharada con el jugo del limón.
-Incorpora proteínas vegetales ( tofu, tempeh) y cereales integrales, siendo el arroz integral una magnifica opción. 
-Como métodos de cocción, utiliza el horno y el vapor pero es importante que abunde una alimentación cruda y viva. 
-Elimina en la medida de lo posible la sal o por lo menos, redúcela. 

Los vegetales con gusto amargo como el apio, los espárragos, los rabanitos y las alcachofas tienen propiedades detoxificantes así que pueden ser los alimentos protagonistas de estos dos días. La manzana ecológica consumida con piel ayuda a disolver el barro de la vesícula biliar, por ejemplo.

Es posible que durante estos dos días te notes muy cansado o incluso con dolor de cabeza. Es normal, forma parte de la eliminación de toxinas. Tomátelo con calma y se paciente.

Cuando hayan pasado los dos días, introduce poco a poco más alimentos teniendo en cuenta que nunca hay que abusar las carnes, hay que evitar todo lo procesado y que debes comer una gran cantidad de verduras, hortalizas y frutas. Puedes empezar con un guiso suave de legumbres y verduras, ensaladas, caldos y purés de verduras. 

Si tienes más dudas o te gustaría que alguien te guiará en el proceso, no dudes en contactarme a través de mi correo: info@mrbienestar.com

Y si te apetece profundizar más sobre este tema, te dejo el aquí el acceso directo a la Guía para desintoxicar cuerpo y mente que he diseñado precisamente para modificar hábitos y limpiar el organismo y la mente. 

Que disfrutéis del domingo!

Patricia  



15.4.18

Sobre crecer de corazón


Una no sabe porque de un día para otro, lo que le estaba sirviendo hasta ahora, deja de hacerlo sin más. Aquellas cosas que parecían indispensables para ti, dejan de serlo y dejan un lugar para que otras nuevas ocupen su espacio. 

Creo, de verdad de la buena,  que las personas deberíamos estar siempre "en construcción" e irnos ajustando a los diferentes momentos que vivimos, incorporar nuevos aprendizajes y estar en constante intercambio con el medio que no rodea.

Para poder crecer, primero hay que observar de que estamos hechos. 

Por suerte, la mayoría de las personas crecemos y crecemos de corazón. A lo ancho y a lo alto para poder así superar obstáculos, vencer nuestros propios miedos y ser dueños y creadores de la vida que queremos vivir.

Aquellas cosas que en un pasado nos dolieron a morir, cuando uno crece, pasan a ser recuerdos casi anecdóticos de nuestro pasado. Podemos recordar tiempos pasados casi casi con una sonrisa. También podemos reconocer nuestros errores o por lo menos barajar otras maneras de hacer, que en su día ni si quieran se nos ocurrían. Cuando un crece, necesitan un lugar simbólico para hacerlo y creo que ese lugar esta dentro de nosotros, y no dentro de los demás.

Alguien me dijo una vez que yo misma era mi peor enemiga ya que siempre me encontraba en un lucha interna para ser mejor persona. Quizás antes sí que estaba inmersa en una batalla pero ahora puedo decir que ya no hay lucha y solo hay disfrute por seguir buscando la versión mejor de mi misma. 


8.4.18

Alimentos depurativos



¿Sabías que hay alimentos que nos ayudan a depurar toxinas?
Aprovechando que ha empezado la primavera, y que es en este cambio de estación, cuando se recomienda tener especial atención a la salud del hígado y de la vesícula biliar.
Durante nuestra vida, si no prestamos mucha atención a lo que comemos, nos vamos cargando de sustancias que se acumulan en nuestro cuerpo y que pueden desencadenar desequilibrios y malestar sino son expulsadas. El cuerpo tiene sus propios mecanismos para depurarse pero podemos darle un soporte de vez en cuando, sobretodo cuando notamos que nuestra alimentación y estilo de vida, no ha sido el más adecuado.
Un exceso de proteína animal y la ingesta continuada que hacemos de azúcar, por ejemplo, daña a nuestro cuerpo de diversas formas. Ojo! No sólo de  se intoxica el cuerpo ya que incluso las emociones y las relaciones pueden llegar a ser muy tóxicas para nuestro organismo.
Lo ideal seria que llevaramos una dieta lo más limpia posible pero hasta yo, en ocasiones cometo excesos, sobretodo, cuando viajo.

Si ahora que ha entrado la primavera te apetece ponerte las pilar y hacer un pequeño reset-limpieza de dos dias, deberás tener en cuenta estas cosas:
-Elimina de tu dieta todo lo que intoxique: alcohol, azúcar, alimentos procesados, harinas refinadas, carnes, frituras, lácteos y huevos. Sí, el café también. 
-Aumenta todo lo posible los productos de origen vegetal (mejor si son ecológicos).
-Descansa: duerme todo lo que puedas y huye de ambientes tóxicos y del estrés.
-Tomate en ayunas una cucharadita de aceite de oliva virgen extra y acto seguido otra cucharada con el jugo del limón.
-Incorpora proteínas vegetales ( tofu, tempeh) y cereales integrales, siendo el arroz integral una magnifica opción. 
-Como métodos de cocción, utiliza el horno y el vapor pero es importante que abunde una alimentación cruda y viva. 
-Elimina en la medida de lo posible la sal o por lo menos, redúcela. 

Los vegetales con gusto amargo como el apio, los espárragos, los rabanitos y las alcachofas tienen propiedades detoxificantes así que pueden ser los alimentos protagonistas de estos dos días. La manzana ecológica consumida con piel ayuda a disolver el barro de la vesícula biliar, por ejemplo.

Es posible que durante estos dos días te notes muy cansado o incluso con dolor de cabeza. Es normal, forma parte de la eliminación de toxinas. Tomátelo con calma y se paciente.

Cuando hayan pasado los dos días, introduce poco a poco más alimentos teniendo en cuenta que nunca hay que abusar las carnes, hay que evitar todo lo procesado y que debes comer una gran cantidad de verduras, hortalizas y frutas. Puedes empezar con un guiso suave de legumbres y verduras, ensaladas, caldos y purés de verduras. 

Si tienes más dudas o te gustaría que alguien te guiará en el proceso, no dudes en contactarme a través de mi correo: info@mrbienestar.com

Y si te apetece profundizar más sobre este tema, te dejo el aquí el acceso directo a la Guía para desintoxicar cuerpo y mente que he diseñado precisamente para modificar hábitos y limpiar el organismo y la mente. 

Que disfrutéis del domingo!

Patricia